fbpx

Una de las cosas más sonadas hoy en día es “quédate en casa”, “no salgas”, etc. El aislamiento social y la auto-cuarentena pueden parecer una respuesta muy “antigua” en estos tiempos modernos, donde estamos tan acostumbrados a hacer tantas cosas en un solo día, y donde muchas veces 24 horas no son suficientes para terminar todos los pendientes. Sin embargo, por ahora quedarse en casa es lo mejor que se puede hacer.

Todo esto está afectando nuestra rutina diaria, ya que tratamos de quedarnos en casa tanto como sea posible. Por lo tanto, nuestro consejo más importante es: 

Tu salud y la salud de sus seres queridos es lo primero. Las cosas serán diferentes, y es importante resaltar que la salud física y mental es lo primero, especialmente en este momento.

Pero, esto no significa que te pases todo el día en el teléfono y que sólo vayas de Facebook> Twitter> Instagram> TikTok… Por eso te queremos decir cómo puedes seguir con tu proyecto de investigación y no morir en el intento.

ARRÉGLATE

Sabemos que es muy cómodo quedarse en pijama todo el día, pero eso va a hacer que todo el día tengas flojera y seas menos productivo. Así que lo mejor es que te arregles como si fueras a ir al trabajo o escuela. No necesitas vestirte formalmente, pero sí que estés cómodo y presentable para videollamadas.

ORGANÍZATE

Esto te permitirá mantener una rutina. Planifica tus horas de trabajo, ejercicio, sueño, alimentación regular, conexiones con otras personas, descansos de trabajo. Establece descansos de 10 -15 min para estirarte, tomar aire fresco y despejar tu mente.

Si ya eres un tipo de persona de rutina; ¡genial! Sigue ajustando tu horario para acomodar la nueva realidad. Si no lo eres, ¡toma una mentalidad de crecimiento y pruébalo ahora! La falta de estructura puede ser difícil para la salud mental.

Sé paciente. Todos aprendemos sobre la marcha. Ten en cuenta que cada persona establece sus propias rutinas y que lo que funciona para tu amigo puede que no funcione para ti. Todo esto es normal. Sé flexible y sé amable contigo mismo y con los demás mientras todos descubren cómo adaptarse.

TEN UN LUGAR DE TRABAJO

Establece un lugar exclusivo de trabajo que te permita alejarte de distracciones para que te concentres a la hora de trabajar. De preferencia, intenta que ese lugar no esté en áreas como la cocina o la sala, ni mucho menos cerca de la tele.

MANTENTE CONECTADO, PERO NO DEMASIADO CONECTADO

Internet facilita las conexiones con las personas, pero también es fácil dejarse atrapar en redes sociales y “fake news”. Establece límites sobre las páginas que visitas y la frecuencia con la que lo haces. También puedes utilizar “bloqueadores de sitios web” en tu computadora que impiden que accedas a ciertas páginas de internet por cierto tiempo, como WebsiteBlocker.

En muchos casos, la mayoría de la gente no puede ir al laboratorio y sabemos que eso puede retrasar o detener el progreso de un proyecto porque no se puede recopilar datos / ejecutar estudios en el laboratorio, etc. En ese tiempo puedes hacer revisión de la literatura, introducción de un documento, analiza los datos que tengas, planea experimentos futuros, termina la tesis o toma un curso en línea. Recuerda que todos nuestros cursos están en promoción.

#quédateencasa

Recomendación para los asesores o PIs: como jefe del grupo de investigación, lo recomendable es estar en contacto regular con todos en su laboratorio. Mantenerlos actualizados sobre el estado de las cosas y asegurarse de tener conversaciones informales donde también puedan hacer preguntas que no estén relacionadas con el proyecto. Lo ideal es estar en contacto con su equipo varias veces a la semana (pero también debe permitir que estén en sus propios horarios). 

Una solución es establecer horarios de laboratorio virtuales frecuentes (tres veces a la semana) donde las personas del laboratorio puedan reunirse en línea para conversar entre ellos. Además, ¡esto aumenta la cantidad de oportunidades para ver las mascotas de todos!

Recomendación para los estudiantes: mantén informados a tus asesores lo más que puedas. Programa reuniones semanales, incluso si son breves. Encuentra resultados medibles de análisis / escritura para presentar cada vez. Envía actualizaciones constantes por correo electrónico con pequeños fragmentos de tu progreso. 

Debes considerar que es posible que tus asesores y colegas no sean tan receptivos como quisieras ya que muchos pueden enfrentar problemas de salud u obligaciones familiares. Muchas personas tienen cosas personales que hacer en este momento, de las cuales no estás enterado. Sé comprensivo y encuentra otras rutas de apoyo. Todos se están adaptando a una nueva situación, y mucha gente está extremadamente estresada y ansiosa en este momento.

NO TODO ES ESTUDIAR

Una de las ventajas de quedarnos en casa es que no tardaremos 2 horas para llegar de la casa a la escuela, por lo que podemos aprovechar ese tiempo y aprender algo divertido y nuevo: cocina, arte, meditación … todo lo que se pueda hacer en el interior (o lejos de los demás) de una manera saludable.

DISTANCIAMIENTO SOCIAL

Organiza cafés o almuerzos virtuales con tus amigos. Comiencen con una pequeña conversación no relacionada con el coronavirus. El distanciamiento social es importante, pero realmente lo que necesitamos es el distanciamiento físico, no el aislamiento social. Por lo tanto, en la medida de lo posible, intenta conectarte virtualmente con la gente.

Video Secretaría de Salud presenta a 'Susana Distancia'

Sabemos que estos son tiempos difíciles, pero cada uno de nosotros podemos hacer lo posible para que esto termine pronto. Quédate en casa.